Se abre la temporada de baño en Daimiel con estrictos protocolos por la Covid-19

Fuente: Ayuntamiento de Daimiel

La temporada de baño comienza en Daimiel, este año con el mes de julio. La apertura del complejo de piscinas de verano se producía este pasado miércoles bajo estrictas medidas de seguridad originadas por la Covid-19. En consonancia con lo establecido por las autoridades sanitarias, el aforo de la instalación municipal se ha visto reducido a 361 plazas, lo que representa un 75 por ciento del total, con un máximo de 207 usuarios en la piscina de recreo, 117 en la de usos múltiples y 37 en la infantil. Los horarios se mantienen igual que en años anteriores, de 11:30 a 20:30 horas durante la semana, abriendo los festivos media hora antes.

El funcionamiento de las instalaciones durante la nueva normalidad está recogido en un protocolo específico diseñado por la delegación de Deportes para la temporada veraniega de 2020. En él se establecen rigurosas disposiciones de seguridad y las rutinas de acceso; desde alfombras desinfectantes y geles hidroalcohólicos a la entrada hasta pantallas protectoras, como indicaba el coordinador de Deportes, José Carlos García Consuegra.

El uso de mascarilla es obligatorio mientras no se pueda cumplir la distancia social. Para facilitar el cumplimiento de esta medida, se han delimitado en el césped parcelas de cuatro, cinco y seis metros cuadrados que permitirán mantener la distancia de seguridad entre las personas que no sean convivientes. Está prohibido compartir comida, toallas y demás objetos. Toda la reglamentación está plasmada en carteles instalados a tal efecto en la instalación en los que asimismo se advierte que no podrán utilizarse las duchas de los vestuarios, a fin de evitar aglomeraciones en zonas comunes de espacios cerrados.

Todas estas medidas persiguen “garantizar que la estancia en las piscinas cumpla todas las garantías para evitar la propagación del virus“, especialmente en puntos críticos, que se limpiarán de forma continua, como pomos, grifos de duchas, lavabos, escalerillas, para ello se ha aumentado el personal de limpieza de la piscina, que estarán presentes durante todo el horario de apertura. También se ha incorporado personal de seguridad.

El acalde, Leopoldo Sierra, ha seguido de cerca un año más la apertura de la piscina. Una ocasión que ha aprovechado para valorar el “gran trabajo realizado por la delegación de Deportes” en la puesta en marcha de este servicio estival. “Desde el Ayuntamiento se ha apostado por la normalidad, para permitir a los daimieleños y daimieleñas que disfruten de las piscinas en verano, con un gran esfuerzo tanto económico como de gestión higiénico sanitaria”, comentó el primer edil. Sierra esperaba que esta apuesta sea correspondida en la misma medida por los usuarios con un uso responsable de la instalación.

Por otro lado, el regidor daimieleño recalcó que el Ayuntamiento actuará con contundencia con quienes infrinjan las normas y se adentren en el inmueble a destiempo creando desperfectos. Leopoldo Sierra reparó en las cámaras de seguridad para identificar tales situaciones y actuar al respecto con las sanciones oportunas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here