El filial del Valdepeñas disputará un polémico playoff por ascender a Segunda B

Fuente: ACP Fotos - FS Valdepeñas

La Real Federación Española de Fútbol informó durante esta semana la resolución que ha tomado en cuanto a las competiciones categorizadas como no profesionales y que por tanto no van a completar esta campaña 2019/2020 debido a las consecuencias que ha dejado el covid-19. El fútbol sala es uno de esos deportes que se ha visto afectado por completo por esta determinación, pero es en las categorías inferiores donde han llegado los lios, y en algunos se han visto envueltos equipos ciudadrealeños.

En el grupo castellano-manchego de Tercera División se ha decretado que la fase de ascenso a Segunda B la van a disputar el Cobisa y el filial del Viña Albali Valdepeñas y según el organismo competente lo van a hacer por tratarse de los dos equipos que han obtenido mejor coeficiente en el conjunto de las dos fases con las que contaba la categoría este año. En la primera fase se veían las caras equipos de Toledo y Guadalajara en un grupo y equipos de Albacete y Ciudad Real en otro. Los cuatro mejores de cada grupo entraban a una segunda fase regular por el ascenso, mientras que los seis restantes tenían que jugar una segunda fase por salvar la categoría.

De esa segunda fase por ver quienes tenían más opciones de lograr el ascenso tan solo se han podido disputar cuatro jornadas hasta la fecha y el líder destacado era el Cobisa. Empatados por la segunda plaza llegaban Infantes y Águila a tres puntos y el filial valdepeñero se encontraba cuarto con seis unidades. El caso es que el cuadro azulón hizo una mejor primera fase que sus rivales y al realizar la ponderación indicada por la RFEF ha salido como mejor segundo clasificado.

Inicialmente la idea era que primero y segundo clasificados se vieran las caras con los mejores colocados del grupo de Andalucía en eliminatoria de ascenso, sin embargo, por motivos de seguridad esto no se va a poder realizar. Con la movilidad paralizada en la península, no es recomendable que se hagan estos cruces y se ha tenido que readaptar todo por motivos de salud. Aunque hay algunos casos en los que no se aplican las mismas reglas, que es lo que ha extrañado a los clubes damnificados. El caso más sonado es el del primero del grupo de Baleares que ha quedado emparejado con el primero del grupo de Navarra, y por tanto va a quebrantar esa máxima de movilidad.

Una decisión que ha traído cola, pero que deja al equipo filial del Valdepeñas con la posibilidad de lograr ese ascenso ante un buen rival toledano como el del Cobisa. Las condiciones y las fechas en las que se celebrarán esos partidos aun están por conocer, ya que todo dependerá también de la fase de la desescalada en la que se encuentren ambas provincias, al ser un cruce entre conjuntos de distinta unidad territorial.

En cuanto al grupo por los puestos del 9 al 18, la Federación ha decretado que no habrá descensos a Primera División Autonómica. Por tanto, la categoría contará con más equipos el próximo curso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here