Cara y cruz para los equipos del CB Ciudad Real

Las chicas del OyE Ciudad Real, con la lección bien aprendida del pasado sábado, toman la iniciativa en la eliminatoria de acceso de la final a 4 frente a C. B. Daimiel. Mientras, los chicos del Lineal Ciudad Real volvieron a caer derrotados frente a uno de los favoritos, el C. B. Socuéllamos.

  • B. OyE Ciudad Real 60 – Clínica Leal Codaitrans 53

Partido donde se repetían los mismos equipos protagonistas de la última semana pero donde el valor de jugarse la ida de una eliminatoria a dos partidos para acceder a la final a cuatro a la 1ª división femenina marcaba notablemente la diferencia. A pesar del balance negativo en liga regular de cero victorias y dos derrotas contra C. B. Daimiel, las chicas del OyE Ciudad Real no salieron acomplejadas. La igualdad en el juego era evidente, pero quien estuviera un poco más acertada en las fases importantes del partido se llevaría “el gato al agua”. Sin duda este equipo fue el C. B. OyE Ciudad Real.

El partido empezó con un intercambio de canastas entre ambos conjuntos pero con una enchufada Nerea Gallego que anotó tres tiples en el primer periodo para las visitantes. Desde el exterior parecían más peligrosas las jugadoras de C. B. Daimiel, bien por que comenzaron mucho más acertadas, bien porque las “blues” no llegaban a puntear los tiros lo suficientemente cerca. Lorena Salvador por las locales mantenía el tipo en la zona, sumando de uno en uno desde la línea de tiro libre o de dos en dos desde la pintura. Al final de los primeros diez minutos, tremenda igualdad en el marcador (14-16).

El segundo cuarto comenzó con la misma tónica que acabó el anterior: C. B. Daimiel seguía anotando desde la línea de tres puntos y en esta ocasión Alba Martínez tomaba el relevo de su compañera Lorena para anotar desde la pintura (20-21). A partir de este momento un parcial de 1 a 9 para las visitantes ponía a su equipo en franquicia y a falta de dos minutos para llegar al descanso, Ágata Aguirre anota un nuevo triple que provoca la máxima renta para las daimieleñas en todo el partido (22-34). De aquí al intermedio, las locales despertaron de su letargo anotador y con seis puntos seguidos consiguen reducir las diferencias para ir al vestuario para aclarar las ideas (28-34).

Parece que Santi Amores en la charla con sus jugadoras logró “dar con la tecla” pues con una gran puesta en marcha consiguieron en apenas un minuto y medio empatar el partido a 34. Seguidamente el C. B. Daimiel reacciona y logra de nuevo cinco puntos de ventaja (35-40) que desaparecen con dos triples consecutivos de Rebeca Pando y Raquel Cervilla (41-40). En los últimos minutos del tercer cuarto la ventaja fue cambiando hasta en cuatro ocasiones pero finalmente se  mantuvo para el OyE Ciudad Real (46-45).

El público que se dio cita estaba disfrutando del juego y de la emoción generada por la trascendencia del choque. Cada balón se luchaba como si fuera el último, y las chicas de Santi Amores se desenvolvieron en este registro estupendamente. Dos triples de Lucía Cayuela y Rebeca Salinas ponían de nuevo a su equipo por delante (52-49), y otras dos canastas de una inconmensurable durante toda la tarde Rebeca Pando hacían soñar a las capitalinas con una victoria (56-49). Las daimieleñas no son un rival nada cómodo por lo que no se podía cantar victoria, pero el buen hacer en los últimos minutos de las jugadoras del OyE Ciudad Real provocó que la eliminatoria se ponga de cara para las ciudadrealeñas a falta del partido de vuelta que se disputará el próximo sábado. Al final del partido siete puntos (60-53) tuvieron la culpa de que las chicas del OyE Ciudad Real celebraran la victoria por todo lo alto afrontando con optimismo el partido a disputar en Daimiel

  • B. Lineal Ciudad Real 53 – Cabezuelo C. B. Socuéllamos 70

Al equipo ciudadrealeño le “crecen los enanos”. Cuando Pablo Sánchez-Migallón se encontraba en el mejor momento de la temporada le sobreviene un esguince en el tobillo y a Mario Camacho una indisposición le hacía también perderse el choque frente al segundo clasificado. Milagrosamente se podía contar con Gerardo Ruiz de Castañeda que temporalmente se encontraba de nuevo en Ciudad Real tras emprender su periplo por tierras británicas. De esta manera y con las consabidas bajas de larga duración mencionadas en jornadas anteriores se presentaba el Lineal Ciudad Real a disputar el partido con solo seis jugadores frente a uno de los equipos más completos de la categoría, el C. B. Socuéllamos. Aunque se compitió dignamente  durante muchas fases del encuentro, al final la experiencia, el fondo de armario y la calidad de los jugadores socuellaminos se impusieron a los locales.

Dos triples de los dos mejores hombres del partido Mario Melero y Diego Fox, daban el pistoletazo de salida. Afortunadamente, la defensa en zona planteada por Chema López lograba enfriar a los jugadores socuellaminos y Vicente Coronel presentaba sus credenciales desde la línea de tres puntos secundado por Guille Callejas con una gran bandeja para finalizar un contraataque. El primer cuarto acabó con un triple del mismo jugador ciudadrealeño para igualar el partido a 10 puntos.

En el segundo cuarto el Lineal Ciudad Real conseguía incluso ponerse por delante en el marcador con otro triple de Callejas (13-12), pero Eugenio Gómez lo dejó en una mera anécdota con cinco puntos seguidos. C. B. Socuéllamos siguió apretando el acelerador y consiguió un parcial 2-18 con un juego coral de todos sus jugadores. En los últimos tres minutos del segundo cuarto, los nueve puntos anotados por el Lineal vinieron de sus hombres interiores. Dos puntos de Jesús Salcedo y siete de Gerardo Ruiz de Castañeda “maquillaron” el resultado cuando se cumplía medio partido (34-44).

El tercer periodo continuó con el rodillo socuellamino. Un ritmo superior y el acierto de sus jugadores provocaron que la diferencia llegara a los veinte puntos (29-49). Los chicos del Lineal Ciudad Real a pesar de las inclemencias dieron un paso al frente y lograron reducir la renta hasta los diez puntos (41-51) en un arrebato de orgullo. A los treinta minutos de partido el resultado era de 41-53 para los visitantes pero  tal y como se había llegado a este punto, no era un resultado demasiado amplio como para no pensar en seguir compitiendo por parte de los jugadores de Chema López.

Al inicio del último cuarto Jesús Salcedo logró devolver la diferencia a los psicológicos diez puntos 43-53. Cuando la defensa propuesta por los locales se le atragantaba a los socuellaminos, hasta dos ocasiones tuvo el Lineal Ciudad Real para seguir recortando pero apareció entonces el veterano Diego Fox para hacer lo que espera su equipo de él y por lo que se le ha fichado, que no es otra cosa que “arremangarse” y coger el desatascador para anotar nueve puntos consecutivos. El partido entonces quedó sentenciado y en los últimos minutos ambos conjuntos se dejaron llevar hasta el final donde la diferencia entre ambos conjuntos se detuvo en los 17 puntos (53-70) que son un fiel reflejo de la situación que cada uno tiene en la tabla clasificatoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here