El Vestas BM Alarcos recupera sensaciones y confianza

Foto: Elena Rosa

El Vestas BM Alarcos consiguió enlazar su segunda victoria consecutiva tras imponerse con claridad al Alcobendas (32-27). Dos paradas de Kostas Kotanidis en los primeros minutos hicieron que la defensa alarquista cogiera confianza desde el inicio, con dos equipos tratando de correr y sin demasiado acierto en el ataque posicional.

En la velocidad, ambos equipos se encuentran cómodos y van sumando goles mientras las defensas terminan de acoplarse. Pasan los minutos y la igualdad reina en el marcador como el 2-2 del minuto 5. Pocos goles en los siguientes minutos para llegar al 3-4 del minuto 10. Pero el Alarcos estaba mal en ataque, con muchas imprecisiones y demasiados balones perdidos que provocaron dos contras letales del Alcobendas que se puso 3-5 en el minuto 12. A la salida del tiempo muerto que pidió Javier Laguna, llegó el empate. Al Alarcos solo le estaba faltando gol porque tenía defensa y portería y el gol, tarde o temprano llega.

Y llegó, con dos contras y dos paradas de Koko para poner al Alarcos por delante en el marcador de nuevo en el minuto 15 (7-6). En el minuto 19 las cosas se pusieron algo más de cara para el Alarcos, que con empate en el marcador se quedó con dos jugadores más en pista y opción de gol, pero Sergi Mach falló el penalti y en el siguiente ataque el que vió una exclusión fue el local Carles Asensio.

Y el carrusel de exclusiones se cerró con un nuevo empate. 10-10 en el minuto 22 de un partido muy intenso en el que daba la sensación de que ninguno de los dos equipos terminaba de encontrarse cómodo. En los minutos finales toma y daca, el Alcobendas se entregó solo a los goles de Alberto Díaz y eso es poco argumento para un Alarcos que en ataque estaba jugando bien con Sergi Mach y Vitoriano Alises encontraban bien los huecos en la defensa rival para llevar a los suyos con dos goles de ventaja al descanso (16-14).

La salida de la segunda mitad fue clara para el Alarcos. Kostas Kotanidis se apoyó en su defensa para erigirse como protagonista, paró muchos balones y permitió crecer a su equipo hasa el 19-15. En el otro área también protagonismo del otro portero que estaba manteniendo en partido a su equipo.

Pero el partido no estaba roto, ni mucho menos. Alcobendas seguía peleando y en dos o tres minutos de desconcentración de los locales se llegó al 21-20 del minuto 40. Poco a poco la defensa local se iba sintiendo más importante y al Alcobendas le costaba cada vez más encontrar huecos y fruto de ello llegó de nuevo la renta de más 3 con el 25-22 del minuto 45.

El 29-25 del minuto 54 gracias a un gol de Sergi Mach hacía presagiar un final tranquilo para el Alarcos, pero en el ataque siguiente, Alcobendas sacó exclusión del propio Mach y gol de penalti. Faltaban cuatro minutos y medio y solo había tres goles de renta para Alarcos.

Pero Alarcos estaba muy serio y el final no se complicó, al revés, la renta alarquista subió hasta los cinco goles (32-27) para sumar unos puntos muy importantes. Segunda victoria consecutiva y la moral por todo lo alto hacen que la familia alarquista siga creyendo en la fase de ascenso. Próximo paso, Bordils.

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here