La cantera del Handball Femenino sigue de dulce

El sábado pasado tenían lugar en la localidad de Llanos del Caudillo los partidos correspondientes a la undécima jornada de la Liga para los equipos infantiles y cadetes del Handball Femenino ante el SMD BM Quijote Herencia.

La mañana comenzaba con el encuentro infantil donde las chicas de Sandra Marchán recibían al líder del grupo que contaba sus partidos por victorias. El encuentro arrancaba con ataques poco fluidos por parte de ambos equipos, que compensaban con grandes defensas y buenas intervenciones en ambas porterías, llegando al descanso con un escaso 6-7 a favor del equipo visitante, donde quedaba reflejado el poco acierto de cara a portería que predominó durante toda la primera parte del encuentro.

Una vez iniciada la segunda parte, las rosas salieron dispuestas a llevarse los dos puntos que había en juego y se emplearon a fondo en las tareas defensivas, ya que en las ofensivas seguían estrellándose una y otra vez con una gran portera rival. De esta manera, ambos equipos llegaban al último minuto con un empate a 12 en el electrónico y dejando todo pendiente para la última jugada en la que las panteras se pusieron el mono de trabajo y sacaron petróleo de la última defensa en la que el conjunto de Herencia perdía un balón de oro que recuperaba Núria Fernández-Camuñas y finalmente convertía en gol Silvia Maeso, en una acción de gran calidad en la que hubo que ajustar el balón al milímetro debido al poco ángulo de lanzamiento con el que se encontró la lateral. Un gol que permitió a las rosas conseguir el triunfo por la mínima y dejar los dos puntos en casa, ante un rival que iba invicto en la competición.

A continuación, daba comienzo el partido de la categoría cadete, en el que el equipo visitante acusaba algunas bajas en sus filas por diversos motivos. Las locales comenzaban el encuentro con varias pérdidas de balón fruto de los nervios iniciales, que poco a poco consiguieron dominar para controlar el marcador desde el inicio con abultadas rentas que permitían un ritmo de juego tranquilo y sosegado con el que llegaban al descanso con una clara superioridad.

El inicio de la segunda parte fue más irregular para las rosas, hecho que supo aprovechar el equipo visitante para reducir las distancias a tan solo un gol, lo que obligó a Estefanía Marchán a pedir un tiempo para aleccionar a las suyas, que volvieron a meterse en el partido para firmar el 39–33 final que mantiene al equipo en las primeras posiciones del grupo. El próximo fin de semana ambos equipos se desplazan a la localidad toledana de Sonseca para disputar sendos partidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here