Tablas de infarto entre Vestas Alarcos y Cisne

Vestas Balonmano Alarcos y Cisne firmaron un empate en el Quijote Arena que bien puede representar la igualdad que reina en la categoría de Plata. UN partido con alternativas que se decidió en los minutos finales y que deja un punto en cada casillero. Martín Molina regresaba tras una larga lesión y lo hizo anotando los dos primeros goles del Alarcos, los que ponían al equipo del Quijote Arena por delante en el marcador en los primeros minutos del choque.

Los alarquistas salieron muy enchufados en defensa y encontrando buenas posiciones de lanzamiento, lo que les permitió llegar al minuto 5 con un 3-1 a su favor. Ambos porteros habían empezado tocando balones y se preveía un duelo intenso bajo palos.

Y así fueron los primeros minutos. Kostas paraba, Jorge paraba y los ataques se buscaban las mañas para encontrar lanzamientos claros. Era Alarcos el que más claros los veía por lo que se hizo con una pequeña renta en el marcador (6-4 minuto 10).

Con un buen César Beret a los mandos del ataque, al Alarcos le costaba menos que a su rival encontrar el camino al gol. Aunque al Cisne le costaba más, lo cierto es que terminaba encontrando huecos en la buena defensa local manteniéndose siempre a esa distancia de dos goles (9-7 minuto 15).

El partido entró en una etapa con mucha menos fluidez en los ataques, más enmarañado, y como los porteros seguían ejerciendo, el marcador se movió poco y cuando lo hizo fue para apretarse. Tanto lo hizo que Cisne empató el choque en el minuto 22 gracias a dos goles seguidos de Ramos en los seis metros. El pivote estaba siendo un problema para los de casa.

Después de un intercambio de golpes, el Cisne se puso por primera vez por delante en el marcador. Era el 12-13 y faltaban cuatro minutos para el final de la primera mitad.

Un nuevo gol (0-3 de parcial) ponía al líder dos goles por encima y hacía que Javier Laguna parara el choque para minimizar daños antes del descanso. Pero no pudo ser. El Cisne se fue a vestuarios con tres goles de renta, una ventaja que parecía excesiva después de 30 minutos muy igualados. 13-16 y mucho por decir aún en los siguientes 30.

Con un más cuatro para el equipo gallego comenzó la segunda parte. El líder quería afianzar su ventaja y los de casa necesitaban remontar. Como era de esperar ambos equipos confiaron sus objetivos a las defensas.

Pero ni una ni otra defensa eran capaces de parar los ataques rivales. Intercambio de goles y diferencia estabilizada en dos o tres goles a favor del equipo visitante mientras pasaban los minutos. Ni siquiera una exclusión en las filas alarquistas desequilibró el intercambio de golpes. A continuación, una exclusión cambiaba el escenario, pero tampoco el Alarcos aprovechó su superioridad y se llegó al minuto 40 con un 19-22 para los visitantes.

El Alarcos estaba poniendo toda la intensidad en el partido intentando dar la vuelta al marcador a base de casta. Y poco a poco iba limando diferencias. En el minuto 44 se puso a un  tanto (23-24) a pesar de haber fallado algunos lanzamientos claros, gracias a dos contras de os extremos locales Brian Negrete y Gonzalo Almansa. Luego los de Ciudad Real tuvieron dos balones clarísimos para hacer el empate e incluso haberse puesto por delante, pero no encontraron el camino del gol.

La diferencia en estos minutos radicaba en las porterías. Jorge Villamarín era un muro y en el Alarcos no se tocaban casi bolas bajo palos. Era la única razón que estaba manteniendo al líder por delante. Era el minuto 50 y el 25-26 del marcador auguraba un final de infarto.

Y en el minuto 52, partido nuevo. 26-26 y a jugarse ocho minutos intensísimos. Dos golazos de garra y fuerza pusieron a Alarcoe de nuevo por delante justo en el minuto 55. 28-27. El 5:1 que Jabato había puesto sobre César Beret en defensa no estaba funcionando. Eloy Krook estaba encontrando huecos entre tanta distancias de la defensa y se había adueñado de partido. Suyo fue también el 30-28

Luego el Cisne tiró de casta para empatar, de la suerte del campeón para aguantar, de empuje… el Alarcos lo intentó todo y tuvo balón para ganar el partido, pero esta vez ambos equipos se tuvieron que conformar con un empate que con el tiempo sabrá dulce para todos

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here