El Soliss BM Pozuelo recupera la sonrisa en Granada

El Soliss Balonmano Pozuelo recupera la sonrisa y la confianza tras asaltar la cancha del Universidad de Granada (27-29). Un ajustado marcador que no refleja el desenlace real del juego. Y es que las chicas dirigidas por Eusebio Angulo tuvieron una ventaja de nuevo goles a falta de veinticinco minutos, pero la recta final se les atragantó y pasaron más apuros de los que se preveía a mitad del choque. Dos puntos valiosos para un cuadro pozueleño que llevaba una racha de dos derrotas seguidas, y que le permiten además mantener el cuarto puesto en la tabla.

La primera parte no tuvo ningún imprevisto. Las pozueleñas comandaban desde el pitido inicial. Si bien es cierto que le costaba distanciarse en el marcador hasta los últimos cinco minutos de la primera parte. Ahí, las espartanas demostraron todo su potencial. Una sangría goleadora que les permitía encarar el túnel de vestuarios con ocho goles de ventaja (8-16). Un parcial de cero a cinco en la recta final hacía presagiar una clara y contundente victoria de las visitantes. La defensa había aumentado su solidez y el ataque era demoledor. Gran partido de Jimena Laguna y Alba Jurado, ambas con siete dianas.

La segunda parte empezó igual. Incluso con un tanto más de diferencia. Sin embargo, cuando parecía que la segunda parte se convertiría en un mero trámite, llegó la reacción granadina. Diez minutos muy malos de las pozueleñas permitía a las locales acercarse en el marcador. Hasta tal punto de llegar a ponerse a tan solo a tres goles (22-25). Eusebio Angulo no sabía cómo detener la sangría goleadora. El muro defensivo había caído y las imprecisiones se apoderaban de las espartanas. Un cambio en el planteamiento de juego por parte del técnico local hizo que sus jugadoras se metieran en el partido. Las cosas se pusieron aún más feas a falta de cinco minutos para la conclusión del choque, puesto que el Universidad de Granada con un parcial de cero a tres lograba empatar la contienda (25-25). Los nervios a flor de piel. Una renta de nueve goles desperdiciaba. No obstante, las pupilas de Eusebio Angulo supieron mantener la calma tras una horrible segunda parte. Supieron jugar los últimos cinco minutos y ganar el partido por un ajustado (27-29).

Toque de atención serio para las espartanas de cara a los siguientes partidos. Y es que pudieron pagar muy caro el exceso de relajación. Las chicas de Eusebio Angulo ya piensan en el siguiente envite liguero que les medirá ante el BM Getasur en lo que será la vuelta al Pabellón Las Espartanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here