Un empate en casa que sabe a victoria

Con motivo del Día Internacional Contra el Cáncer de Mama, el pabellón Nuevo Manzanares se tintó de color rosa

El Señorío de Guadianeja BM Manzanares empató el sábado ante uno de los equipos más fuertes de la Primera Territorial, el filial del BM Alarcos Ciudad Real. Los chicos de Moncho Peco han conseguido un punto de oro que hace que continúen en la parte alta de la tabla.

El filial del BM Alarcos Ciudad Real llegaba a Manzanares con todos sus efectivos para disputar la quinta jornada de la temporada. Después de ganar el fin de semana anterior en casa al CBM Cobisa, los ciudadrealeños se encontraban segundos en la tabla a un punto de los manzanareños. En el choque, ambos equipos se jugaban seguir manteniendo el alto nivel que llevan demostrando desde el comienzo liguero.

Desde el principio del encuentro, el conjunto alarquista dominaba en el marcador. Con una distancia de hasta cuatro goles, el BM Alarcos Ciudad Real le puso las cosas muy dificiles a los locales. Pero la constancia de los de Peco, sumado a un buen partido en defensa y en portería, hizo que nunca tiraran la toalla. Sin renunciar al partido, el conjunto azulón demostraba garra y coraje hasta el punto de recortar distancias en el luminoso.

Tras un partido de infarto, los locales perdían de un tanto y los alarquistas poseían balón en los últimos 40 segundos de partido. Tras una buena defensa manzanareña y una parada vital del guardameta Jorge Jiménez, el Balonmano Manzanares salía a la contra para terminar consiguiendo un penalti a favor en el último aliento del partido. El joven y decisivo Ángel Martín-Gaitero tomo la responsabilidad como si de un veterano se tratara y marcó el gol del empate que fue celebrado por un Pabellón Nuevo Manzanares lleno hasta la bandera.

Finalmente, el Señorío de Guadianeja BM Manzanares consiguió sacar un punto que sabe a victoria ante un gran equipo de la categoría y sigue poniendo de manifiesto su buen inicio liguero.

Juvenil Masculino

El Sanus Fisioterapia-Osteopatía BM Manzanares comenzaba la temporada a domicilio, enfrentándose ante el BM Caserío-Pío XII de Ciudad Real. El equipo de Rubén Mascaraque viajaba con numerosas bajas lo que se notó en el transcurso del partido y en el resultado final. Con un marcador de 30-24, los juveniles acumulan su primera victoria en liga. El próximo partido es ante el BM Guadalajara B en casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here