Empate con sabor agridulce

El Soliss Balonmano Pozuelo no pudo mantener su racha de victorias consecutivas tras empatar en casa ante el Urci Almería (26-26). Las almerienses lograron igualar la contienda en la última jugada del partido con un lanzamiento lejano. Un punto que sabe a poco después de la gran actuación durante el encuentro y tras haber desperdiciado una ventaja de hasta cuatro tantos en el descanso (16-12). No obstante, las chicas de Eusebio Angulo siguen en los primeros puestos de la clasificación con un balance muy positivo tras cosechar nueve de los diez puntos que se han disputado hasta ahora. Para este partido no pudieron jugar Noelia Delfa y Lara Lozano. 

El Balonmano Pozuelo llegaba al partido concienciado de la dificultad del choque y de la exigencia del rival, que ya había demostrado hace unas semanas su potencial tras batir al BM Bolaños en el Macarena Aguilar. De hecho, comenzaron con buen pie el duelo siendo muy seguras en defensa y una gran efectividad en ataque. Así, pudo siempre comandar el marcador. Especialmente, en los últimos minutos del primer periodo donde las chicas de Eusebio Angulo se marcharon en el marcador hasta fijar una renta de cuatro goles de ventaja. Al descanso (16-12).

Todo parecía indicar que el cuadro pozoleño sumaría de nuevo dos puntos pero se volvió a repetir el mismo guion que jornadas anteriores. Ya que el BM Pozuelo se atascó en ataque durante los primeros compases del inicio de la segunda parte. Y es que en tan sólo diez minutos logró anotar dos tantos. Esto supuso que el Urci Almería redujera distancias hasta igualar el marcador. A pesar de ello, las espartanas siguieron con su estilo de juego y volvieron a distanciarse aunque empezaban a fallar en ataque. Hasta que el encuentro pasó a unos minutos de infarto. A falta de cinco minutos todo estaba igualado. Dos intervenciones majestuosas de Pilar Izquierdo bajo palos mantuvieron con opciones a las locales, que pasaron sus peores momentos del choque. Además Jimena Laguna falló un siete metros que permitió al cuadro visitante meterse de lleno y tener posibilidades de arañar algo en la localidad pozoleña. 

A falta de menos de medio minuto el técnico local solicitó tiempo muerto con la intención de diseñar una jugada que permitiera desequilibrar la balanza. E hizo efecto. Ya que el BM Pozuelo logró marcar. No obstante, al cuadro visitante le quedaron unos segundos para contrarrestar con un nuevo tiempo muerto, esta vez solicitado por el entrenador del Urci Almería. A pesar de que las almerienses atacaban con cuatro tras dos exclusiones consiguieron marcar con un gran lanzamiento lejano que no pudo detener la portera pozoleña. El tanto supuso un jarro de agua fría para las espartanas que ya acariciaban una nueva victoria. 

El BM pozuelo es ahora segundo en la clasificación a un punto del líder, el Salud Tenerife que aún se mantiene imbatido. Un puesto más que meritorio. Las chicas de Eusebio Angulo piensan ya en el próximo envite liguero donde tendrán que viajar hasta Getafe para medirse ante el BM Getasur, que esta misma jornada logró su primera victoria de la temporada tras batir a domicilio al BM Málaga Norte. Sin duda, un inicio liguero sobresaliente para las pozoleñas que se han ganado el respeto del resto de clubes de la categoría y que siguen demostrando el nivel que poseen. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here