El BM Pozuelo tiró de garra y pundonor para batir al BM Villaverde con un final de infarto

Partido de infarto el vivido esta tarde en el Pabellón Municipal Las Espartanas de Pozuelo Calatrava con victoria a favor del conjunto pozoleño ante el BM Base Villaverdde (29-26). Un encuentro disputado de poder a poder entre dos conjuntos competitivos que demostraron sobre la pista el gran nivel que poseen. El BM Pozuelo se fue al descanso con 15-13 a favor pero un mal inicio del segundo periodo, donde no consiguió anotar en los primeros nueve minutos, desencadenó en un final reñido y emocionante que, finalmente, acabó con victoria local después de derrochar coraje, pundonor y sacrificio. La gran actuación de Jimena Laguna con 12 tantos comandó una victoria importante para que el BM Pozuelo mantenga su imbatibilidad.

En los primeros cinco minutos de partido las espartanas consiguieron un parcial de 4-0 para ponerse tres tantos arriba en el marcador (5-2). Los rápidos contragolpes iniciados por Pilar Izquierdo hacían efecto al transformarse en gol, primero por Jimena Laguna y después por Elena Díaz. El BM Base Villaverde consiguió detener la sangría con otro parcial de dos goles que puso el marcador muy igualado con 5-4. El cuadro madrileño empezó mejor el partido pero las intervenciones de Pilar Izquierdo bajo palos fueron determinantes.

Jimena Laguna estaba teniendo su tarde, especialmente de cara a portería. La jugadora pozoleña estaba perforando la meta rival de forma continuada y permitía al conjunto local distanciarse aún más en el marcador. En el minuto 16 las chicas de Eusebio Angulo consiguieron una diferencia de cuatro goles (11-7). No obstante, el cuadro madrileño no se vino abajo y siguió atacando consiguiendo reducir la distancia a tan sólo dos goles (11-9). Antes pudo anotar Rocío en una gran jugado colectividad junto a Noelia Delfa, pero su lanzamiento lo detuvo la portera haciendo la carpa.

El BM Pozuelo no consiguió ver puerta durante unos minutos y su ataque se vio frustrado, en gran parte por la actuación de la guardameta rival. Eso permitió al cuadro madrileño acercarse en el marcador con un 11-9. El Pozuelo no tuvo mucha libertad y se atropelló a pesar de contar con una jugadora más, el ataque empezaba a fallar. El técnico rival, Jorge Ruiz-Hidalgo, solicitó tiempo muerto. A partir de entonces redujo distancias y el BM Pozuelo se anegó en ataque. Hasta que llegó Noelia Delfa (7 goles), en doble acción seguida, quien pudo ver puerta, manteniendo la diferencia en el marcador a 14-11. 

El BM Base Villaverde se acercó a un tanto a falta de tres minutos para el final de la primera parte 14-13, debido en gran parte al atasco en ataque de las espartanas. Dos invasiones de área de Azahara López invalidaron dos jugadas que favorecieron a las visitantes. A falta de 27 segundos Eusebio Angulo solicitó tiempo muerto con 15-13 en el marcador. La idea del técnico era planificar una jugada para marchase con tres tantos de diferencia al descanso. La intención era hacer un fly, pero no funcionó al invadir área Lara Lozano, en busca de Noelia Delfa. Por lo que el resultado se mantuvo y así acabó la primera parte.

Después del descanso las espartanas comenzaron mal y entraron en pista algo desconcentradas. De ello, que no consiguiera anotar hasta pasados los primeros nueve minutos del segundo periodo. Aspecto que aprovechó el cuadro madrileño para meterse de lleno en el choque. Las espartanas entraron en un bucle de errores consecutivos. Ni Lara con un lanzamiento al larguero ni Alba Bernardino en el rechace, de nuevo al palo, pudieron marcar. El BM Base Villaverde consiguió remontar con un tanto arriba, después de un parcial de 3-0. Hasta que Lara Lozano consiguió romper la mala racha y empatar el choque a 16 con una gran jugada individual.

El partido se complicó con la expulsión de dos minutos de Noelia Delfa y el tanto que anotó el cuadro madrileño. Con inferioridad numérica Alba Bernardino recogió un rechace y logró poner de nuevo la igualada. La defensa pozoleña aguantó con una jugadora menos, defendiendo con intensidad y provocando el pasivo en el ataque del Villaverde. Fue entonces cuando llegaron los peores minutos para el cuadro local al ver como el adversario consiguió dos goles de diferencia a falta de menos de un cuarto de hora para la conclusión del duelo (18-20). Noelia Delfa de nuevo consiguió reducir diferencia. Y el técnico visitante solicitó tiempo muerto a falta de poco más de 11 minutos con 19-20 en el marcador.

A partir de los últimos minutos el BM Pozuelo demostró coraje, pundonor y garra para llevar el gato al agua. Importante fueron las dos intervenciones de Ana Teresa Giménez, quien sustituyó a Pilar Izquierdo para intentar detener dos siete metros. Y la guardameta lo consiguió, levantando a los aficionados pozoleños de sus asientos y haciendo saltar a su entrenador, Eusebio Angulo. Esto supuso un plus de adrenalina y motivación para acabar de rematar la faena. Especialmente para Jimena Laguna que logró varios tantos cuando su equipo más sufría y lo necesitaba. Además de una gran intensidad defensiva que arruinaba las intentonas de las visitantes. Rocio Barba, Gema Manzanares, María Pinto y Alba Jurado forjaron un muro infranqueable. En los minutos finales, el BM Pozuelo logró una cómoda ventaja de cuatro goles que hizo que el partido no entrara en paro cardiaco. 

Con esta victoria el BM Pozuelo suma de nuevo dos puntos y ya van seis en el casillero, lo que supone mantener la imbatibilidad en Liga. Un choque ante un equipo descendido de División de Honor y que vendió muy cara la derrota. Las chicas de Eusebio Angulo intentarán seguir por la senda de la victoria la próxima semana en Almería ante el BM Roquetas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here